Cartas desde Iwo Jima


Cartas desde Iwo Jima es una película Estadounidense hablada totalmente en japonés, siendo estrenada en el 2006 y dirigida por Clint Eastwood. Fue aclamada por la crítica en general en mayor medida que su contraparte "Banderas de nuestroa padres", también de Clint Eastwood.

Saigo (Kazunari Ninomiya) es un humilde panadero japonés que es reclutado por el ejército cuando este iba a tener su primer hijo. Es llevado a la isla de Iwo Jima, la cual era un lugar estratégico para que Estados Unidos inicie la invasión de Japón durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados japoneses tenían la misión de proteger cada centímetro de su patria, dando su vida por ello. El encargado de dirigir esta defensa era el Teniente General Tamidichi Kuribayashi (Ken Watanabe), el cual conocía de cierta manera las estratégias estadounidenses debido al tiempo que vivió en ese país como agregado militar.

Esta película cuenta las situaciones en las que se cae debido a una guerra cruenta que ya había cobrado millones de vida. Cuenta como un gobierno se dedicó a engañar a su pueblo y a su propio ejército, el cual se entregó totalmente en la defensa de su patria. El relato se centra en el sacrificio japonés, y en la humanización de los miles de combatientes abatidos en esta batalla, la cual significo una de las más férreas resistencias que encontró Estados Unidos durante toda la guerra, y que - según algunos - fue la que decidió que se arrojen las bombas de Hiroshima y Nagasaki.


Blood Diamond

Blood Diamond es una película estrenada en el año 2007, y dirigida por Edward Zwick, cuya historia gira entorno al tráfico de diamantes desde Sierra Leona, y cómo este tráfico beneficiaba a sanguinarios movimientos guerrilleros africanos, los cuales estaban en complicidad con vendedores de diamantes en Europa y Estados Unidos.

La película muestra a Solomon Vandy (Djimon Hounsou), como un pobre pescador de Sierra Leona que fue apartado de su familia por el "Frente Revolucionario Unido", y terminó esclavizado en una de las minas de diamantes que esta guerrilla controlaba. Es ahí donde encontrará un enorme diamante rosado, el cual optará por esconder en la selva justo antes de ser capturado por el ejército que lo confunde con un soldado del FRU.

Solomon es llevado a la cárcel y es ahí donde entra en escena Danny Archer (Leonardo Di Caprio), un traficante de diamantes que al enterarse de la existencia del diamante quiere obtenerlo a toda costa. Finalmente, luego de que Freetown (capital de Sierra Leona) es tomada por el FRU, ambos huyen en busca del diamante y de la familia de Solomon, y siendo acechados por Maddy Bowen (Jennifer Connelly), una periodista que buscaba una historia lo suficientemente impactante para detener el tráfico de diamantes.

Blood Diamond tiene muchos de los aspectos tradicionales de una película bélica sentimentalista, como la lucha moral de los protagonistas por detener un conflicto en una nación agonizante. Narra la crueldad y frialdad a la que Archer y Vandy son arrastrados para lidiar con el RFU. A través de esta experiencia se busca vislumbrar las características de un país donde la guerrilla sanguinaria atormentaba al pueblo que sus lemas juraban proteger, y un gobierno ineficiente e incapaz de lidiar con los problemas. No se aborda un aspecto nihilista de la vida (aunque por momentos lo parezca), sino uno donde se da a entender que el mal prevalecerá hasta que los hombres buenos no actuen, y eso será lo que entenderán los protagonistas, especialmente Danny Archer.

South Park: El problema chino o la violación de Indiana Jones
Desde su primer episodios al aire South Park nos ha tenido acostumbrados a su estilo irreverente y a veces grotesco. Este es el caso donde se fusionaron esas dos cualidades y fueron llevadas al paroxismo. He aquí el problema chino:

(Abstenerse aquellos sin sentido del humor o aquellos que no quieran ver a su héroe de la infancia siendo violado)



www.Tu.tv
Avatar

Bueno ¿como empezar con esta película?, tiene una gran cantidad de méritos y uno que otro demérito, así que hablaré sobre ellos:

Méritos:
  1. El concepto y creación de pandora, no solo basta con resumirse en un planeta exótico y mezclar tomas de selvas terrestres, sino recrear una con diferentes plantas y todo un ecosistema con cadena alimenticia en él.
  2. Los gráficos, los cuales sin duda son formidables y muy realistas.
  3. Michelle Rodríguez, ¿hace falta decir la razón?
  4. La preocupación en los pequeños detalles, como por ejemplo las piernas de Jake Sully, que se muestran débiles y delgadas como se supone que deberían ser luego de estar años sin usarlas.
  5. El mensaje de la película, el cual sin duda está muy usado en estos tiempos pero existe la necesidad de repetirlo. La relación de los humanos con el planeta Pandora es una emulación de la relación actual del hombre con la naturaleza. Se muestra al hombre depredador y mercenario, que por dinero es capaz de arruinar un planeta. No hay que ser un genio para darse cuenta de este mensaje, pero si es inteligente hacerle caso.
Deméritos:

  1. El guión, si bien no es un desastre es demasiado predecible. Uno desde el inicio de la película ya se va dando cuenta que es la clásica historia del soldado que perdió la fe en su bando, y en una misión descabellada termina identificándose con el bando enemigo y enamorándose de alguna chica, y para colmo de males termina liderando al bando enemigo. Muy al estilo de "El último Samurai". Tal vez, con tan pomposo proyecto, James Cameron debió presentar un guión más innovador e ir menos por el camino seguro del comercialismo.
  2. El simplismo con el que Jake Sully consigue conquistar a Neytiri. Tal vez le faltó un poco más de romance.
En fin, estos no son los únicos puntos a favor y en contra de Avatar, pero el objetivo de este post fue mostrar los más resaltantes. Hasta el momento Avatar ha superado la barrera de los 2 mil millones de dólares en recaudación, convirtiéndose en la primera película de la historia en hacerlo. Se demuestra un trabajo a conciencia, una gran preparación - tal vez no en el guión, pero en fin - y es en duda una gran película que está marcando historia.


Zombieland


Zombieland es una dirigida por Ruben Fleiser, y estrenada en 2009. El concepto de esta película nació de Paul Wernick y Rhett Reese, y no se trata de una típica película de zombies.

El mundo ha sucumbido a un apocalipsis zombie, y solo pocos han sobrevivido. Uno de esos pocos es un adolescente apodado Columbus (Jesse Eisenberg), quien se dirigía a la ciudad de Columbus en Ohio en busca de su familia, y sobrevivió gracias a las reglas que el se impuso para evitar ser devorado por zombies. Con él viaja Tallahassee (Woody Harrelson), un tipo que tras perder a su hijo cae en una depresión destructiva, y va eliminando cuanto zombie se encuentre en su camino. A ellos se unirán Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), dos hermanas que no confían en nadie más que en ellas mismas.

En esta película de zombies ellos no son los protagonistas. Llega al punto de que sin tener a un solo muerto viviente caminando por ahí, se podría contar la misma historia casi de la misma forma. No se trata de mostrar desesperación por sobrevivir, sino de 4 personas que lo perdieron todo y escapan de su realidad. Es una sátira zombie adolescente, con un guión simple pero con algo de humor negro. Puede que algunos la odien, pero en fin. Es una película para pasar un rato agradable.


2012: Sin palabras


2012 es una película del 2009 dirigida por Roland Emerich donde actúan John Cusack, Amanda Peet, Thomas McCarthy, Danny Glover, Oliver Platt y muchos más. Esta película me dejó sin palabras, pero ¿debido a sus efectos especiales?, pues no. Fue una ausencia de razonamiento, un lapsus memoriae, un momento en el espacio-tiempo en el que quedé absorto de ideas.
Esta película no es aburrida, es aburridísima. Rebasa los límites del cliché romántico y barato de Hollywood, recurriendo a estereotipos demasiado comunes que llegan por momentos al hartasgo. Son 158 minutos de pomposos efectos especiales con un pobrísimo guión, donde se daba rienda suelta a un salvajismo apocalíptico e innecesario. Se presentan a los ricos y poderosos como despiadados hedonistas que se salvan a costa de trabajo ajeno, y a los que luego se les presentará como pobres humanos que no merecen ser dejados atrás.

Esta es una película que se vale solo de efectos especiales y grandes destrucciones, una fórmula para ganar un par de billetes y luego pasar al olvido. No se da la molestia de dar mensajes ambientalistas ni por lo menos noocrasicos, sino se basa en un mensaje pseudo-familiar triste y aburrido. 2012 no me gustó y no se la recomiendo, al menos que solo quieras ver efectos especiales y grandes destrucciones, o te guste ver morir a millones de personas por una ola gigante, aunque talvez eso si parece algo divertido.


El prolijo des-entendimiento histórico de "Bastardos sin Gloria"
Bastardos sin Gloria es una película estrenada en el 2009, dirigida por Quentin Tarantino. El objetivo de este post no es informarte quienes actuaron en esta película, ya que de seguro lo sabes, sino es discutir un poco sobre el notable - y algo brillante - desenlace de esta obra, dándole un vuelco total a cualquier texto histórico, y tal vez considerada revisionista por el más desinformado, aunque para ser sinceros, ¿quién sería capaz?

Hitler murió - según los aliados y Der Untergang - producto de un auto-envenenamiento con cianuro, y luego su cuerpo fue quemado para no ser profanado como el de su aliado Mussolini. Lo cierto es que la muerte de Hitler nunca convenció a muchos. Existen infinidad de teorías sobre el último paradero de Hitler, como la del periodista argentino Abel Basti, quien denunció públicamente que Hitler se escondió en su país y se mantuvo impune desde la clandestinidad.

Regresando a la película, me apego más a señalar el aspecto kharmático de la muerte propiciada por el Oso Judío (Eli Roth), y la furia desencadenada mediante su ametralladora al más grande villano histórico. No es su objetivo darte una lección de historia, tampoco darte una hipótesis descabellada de los sucesos. Yo creo que el objetivo fue darle el final que Hitler se merecía, el de ser ajusticiado por el pueblo que el mutiló.

He aquí el triste final que tal vez debió suceder:


A propósito de Bastardos sin Gloria, existe la imperiosa obligación de resaltar la actuación notable de Christoph Waltz, tal vez ya habrá momento de un post aparte para ello.
  • Buusscameeeee

    Cargando...

    Hinchas